Este es mi Pueblo es un programa Independiente
producido por
PFA TV PRODUCTIONS.

ALGUNOS DE LOS MUSICALES  DE ESTE ES MI PUEBLO SON
CORTESIA DE
SUNFLOWER ENTERTAINMENT
Paulina Fátima… Talento Audiovisual Multifacético -
ENTREVISTA

Por Javier Durán

RevistaAntenna.com -Oxnard, CA- Nacida en Cuba, su creatividad no tomó
inspiración y fuerza frente al malecón habanero sino frente al Paseo Marítimo
de la española Palma de Mallorca.

Paulina Fátima Aly aterrizó en Nueva York y New Jersey con el inicio de la
década del 2000. Desde ese momento no ha tomado un descanso en su
multifacético vuelo audiovisual: en televisión sobre todo (productora,
presentadora, editora, etc.), también en el mundo discográfico y literario, así
como en el de producción y promoción de nuevos talentos.

Pero la actividad suma y sigue, como presidenta de PFA TV Productions:
produce páginas webs, comerciales, diseños gráficos, etc.

Una tarde sabatina, en uno de mis habituales recorridos de “zapping” en
televisión, me llama la atención (y me quedo fijo en él) un programa
transmitido desde una cabina de radio, como los de Howard Stern.

La emisora Radio Ritmo WKIT 102.5 FM y el canal Telemiami de cable (el que
emite los programas de la cadena española Antena 3). Ante la cámara y los
micrófonos: Paulina dialoga con la estrella de los Cayos: George o Jorge
López y con los radioyentes que llaman por teléfono. “¡Eureka!”, me digo
para mí, pero en voz alta: “he encontrado un nuevo concepto de programa
de radio” y la llamo.

Cuando conozco personalmente a Paulina Fátima y me siento frente a ella en
la oficina-estudio, la mesa está repleta de algunos de sus productos:

-- Tu regreso a América, quinientos años después de Colón, fue en el dos mil
uno, ¿no?

-- Ja, ja. Sí, llegué a Nueva York…

-- Ah, sí. Y tú que eres una profesional multifacética, cuéntame cómo empezó
esa carrera americana.

-- Bueno, recuerda que yo empecé desde Cuba. Yo trabajaba en la televisión
cubana.

-- Eres una “mujer con pasado” como la princesa Letizia.

-- Ja, ja. Sí, una mujer con pasado, con lo bueno y con lo malo. Desde Cuba,
yo trabajaba en la televisión, escribía telenovelas, programas juveniles, hasta
que me metí en problemas, ya sabes tú con quién. Me fui de Cuba en el
noventa y tres a España.

-- O sea que cuando te fuiste eras eminentemente escritora.

-- Sí, era guionista de la televisión cubana y me fui de Cuba con una
invitación para Europa. Reuní  varias invitaciones y, después de siete años
tratando de salir, pude hacerlo. En cuanto me dieron el permiso, me fui… ¡a
España!

-- Allí, ¿encontraste un trabajo o encontraste un marido?

-- Bueno, pasé muchísimos problemas que están en mi libro “Confesiones De
Mi Sombra”, y me pasaron muchas cosas. Entre ellas, un matrimonio muy
hermoso que tuve por allá. Y tuve una vida muy rica por España, donde
escribí muchísimo pero tuve que trabajar muchísimo. Yo siempre escribo,
malo o bueno, todos los días escribo para mí y para los demás. Colaboré en
diversos periódicos, pero más que nada me gané la vida con otras cosas, no
principalmente escribiendo colaboraciones.

-- Luego, ya, en el dos mil uno haces las maletas.

-- No, no, no. En el noventa y ocho conozco a mi esposo actual Ramadan Aly.
Lo conocí en Palma de Mallorca, él era marino mercante. Lo encontré y él me
trajo para acá.

-- A él le gusta más estar aquí que allá.

-- Sí, él tenía toda su vida aquí… y me sacó a mí del paraíso de Palma.

-- ¿Ya se lo has perdonado?

-- Bueno, el amor lo perdona todo.

-- Casi todo.

-- Bueno, sí. Pero a veces extraño la manera de vivir de España que es tan
diferente a la de aquí.

-- Tras el desembarco, ¿cómo empieza la cuestión aquí?

-- Llegué a New Jersey. Estuve trabajando mucho en Nueva York. Hice
producciones para Telemando y Canal 47. Tenía un programa que se llamaba
“Bailando”, los sábados por la noche, con bastante rating. Yo llevaba a la
gente a bailar, a través de la televisión, a los sitios más caros de Nueva York.
Iba con mis cámaras a grabar a estos sitios a los que, desgraciadamente,
muchos hispanos no se podían permitir el lujo de ir. También recorrí muchas
discotecas a través de los famosos que iban. Así fue “Bailando”.

Después produje, al mismo tiempo, seis shows para diferentes personas, por
las compañías de cable de New Jersey. Desde un programa dedicado a
Colombia hasta uno del islamismo, de musulmanes americanos. Trabajé
muchísimo en Elizabeth. De allí me surgió la idea de venir a los Billboard, a
grabar con mi empresa para ponerlo en un show de Telemundo… Yo había
dicho que “no venía a vivir a Miami, pero en cuanto puse un pie aquí, a los
dos meses regresé y me mudé. ¡Ah! Antes hice también un programa de
televisión para el Teatro Ritz.

-- ¡Los Castro buenos de Colombia! En ese teatro trabajé yo con Rocío
Dúrcal, con Camilo Sesto y con Julio Sabala, ¡qué recuerdos! Bueno,
quedamos ya en  tu instalación en Miami, después de esa etapa totalmente
televisiva…

-- Sí, cancelé allá con Telemundo y vine para Miami con Telemiami. Con el
programa como el que tenía allá, pero con una segunda modalidad. En aquel
momento, me agarró la transición en que todo el mundo quería oír el
reguetón. Era el máximo exponente, entonces “Bailando” pasó a ser
“Bailando 2” con una nueva vuelta, con nuevos presentadores, muy jóvenes.
Y la música del programa era un reguetón hecho para el show. Entonces,
aquí adquirió otra dimensión. El de  New York era como más salsa, era más
variado; el de aquí fue más reguetón, más playas, más chicas, más grupos de
reguetón… hasta hace un año en que ya dejé de hacerlo. Y lo sustituí por otro
que se llama “Este Es Mi Pueblo”, que es otra modalidad.

-- Llegados a este punto: has hecho lo que yo llamaba “un nuevo concepto
de radio”, que es un programa interactivo frente a las cámaras de televisión e
Internet.

-- Esa es una idea que yo tengo y espero no poder descartarla. Espero que
aquí me den la oportunidad de que la hagamos. Yo quisiera un programa
ameno y entretenido, sin ataques, chismoso pero con credibilidad y respeto.
Sin ofensa ni chabacanería.

-- Sobre tu mesa hay una serie de CDs de nuevos valores, ¿cuál es tu
participación en ellos?

-- A mí me interesa ayudar a los talentos, jóvenes o no, la gente que quiere
llegar a algún lugar pero no sabe cómo. No todo el mundo tiene el dinero
como para hacer unas grandes producciones. Todo el mundo,
desgraciadamente, no tiene los medios para llegar a Emilio Estefan y mucha
de esa gente, que son los que tienen la llave para abrir ciertas puertas.
Muchísima gente que quiere llegar a algún sitio y tienen talento. Entonces,
ellos vienen a verme, y dentro de mis modestos recursos, les encamino su
carrera. Hacemos muy buenas fotos, armamos la producción con muy
buenos compositores, que dan canciones ya con pistas hechas, con todo.
Un grupo de gente dedicada a querer ayudar a la gente que no tiene muchos
recuerdos, pero tienen mucho talento. Después hacemos los videos y los
encaminamos.

-- Tu libro “Confesiones De Mi Sombra” ha sido editado directamente en CD,
pero los anteriores fueron impresos.

-- Así es. Pero también “Confesiones” será impreso en papel a finales de año.
Yo pensé que la nueva modalidad era el audiolibro, pero hay mucha gente
que me lo ha solicitado en libro. Lo que ocurre también es que el audiolibro
está autocensurado. En todos los terrenos, del político al privado. Es más
fácil soltar la pluma que hablar, ¡aunque yo hablo mucho!

-- Ya tenemos el ayer, pasemos al hoy. ¿Qué ocupa tu tiempo en este
momento?

-- De momento, mi tiempo lo ocupan los artistas, lo ocupa otro libro que se
llama “Los Demonios De La Tierra”, dedicado a toda esta gente que le hacen
a uno la vida infeliz, ¡un libro bastante polémico para el año próximo!

A todo esto hay que añadirle su nuevo cargo como en la televisión peruana
(Directora de Proyectos Internacionales de RBC Television Canal 11), que la
obliga a viajar a Lima cada dos semanas, ¡otra charla para el próximo
encuentro y felicidades!